Cirugía Estética Alicante
ESPAÑOL    |    ENGLISH
Lipoimplantes o Lipofiling. Alicante
El lipoimplante o injerto de tejido graso es la técnica quirúrgica, que tiene por objeto emplear la grasa del propio paciente como material de relleno de estructuras faciales o corporales.

Para ello es necesario realizar técnicas de liposucción, extrayendo la grasa de la zona donante y tras un mínimo proceso de preparación, inyectarla en la zona deseada para su aumento o relleno. De este modo se consiguen dos metas, el eliminar la grasa de una zona concreta y trasladarla allí donde hace falta.

Como cualquier injerto de un tejido humano es necesario que este prenda para que el resultado sea duradero. La falta de prendimiento del injerto conducirá a su desaparición en un plazo de pocas semanas y , por tanto, a la ausencia de resultados satisfactorios.

En el procedimiento correcto, el prendimiento habitual está en torno al 70%, generando un tejido vivo y estable que será susceptible igualmente a cambios de peso.

Cualquier lipoimplante, por tanto, debe realizarse en pacientes capaces de mantener un peso relativamente estable.

Es posible que para alcanzar el volumen deseado se requieren varias sesiones.

Aplicaciones
La grasa del propio paciente puede utilizarse como relleno permanente facial, aumento de labios o pómulos, así como reestructuración facial.

El aumento mamario moderado, o aumento de glúteos, así como relleno de labios mayores vulvares están siendo unas de las aplicaciones más habituales, con muy buenos resultados.

La principal limitación de este tipo de técnica es que el paciente debe disponer de acúmulos de grasa en suficiente cantidad y calidad para que sirvan como zonas donantes.

Cantidades limitadas de grasa producirán aumentos limitados.

Los lipoimplantes pueden realizarse habitualmente bajo anestesia local o local con sedación o, mejor, anestesia general (la sedación se administra por vena y produce un “sueño” equivalente al nocturno, la anestesia general requiere la colocación de un tubo en la vía aérea), permitiendo el regreso al domicilio tras pasar unas horas en hospitalización de día o permanecer ingresado únicamente durante una noche.

Contraindicaciones
La tensión arterial alta y no controlada, la diabetes no controlada, problemas cardiacos, pulmonares, renales y enfermedades del hígado, son importantes contraindicaciones. Y también la necesidad de medicación anticoagulante.
2014 Teresa Bernabeu Condiciones de uso Notificación de privacidad Ir a Digital Nature